Un coro de chicos con mucho talento

El equipo de hockey sala de Sudáfrica para Special Olympics adora cantar. "Cuando ellos cantan, lo hacen unidos como un equipo. Les inspira y les da un plus de energía para entrar a la pista y jugar su mejor partido", confiesa Thembile Nokulung, director del equipo. No ocurrió así cuando el conjunto se reunió por primera vez 6 meses antes de los Juegos Mundiales de Invierno de 2009 en Boise (Idaho). Al principio todo continuaba igual pero rápidamente se derribaron las barreras y se convirtieron en un equipo muy unido. Forman un grupo de adolescentes como cualquier otro de muchachos que bromean, juegan y crean vínculos entre ellos –confesó Nokulung–. Para muchas personas en Sudáfrica, puede parecer sorprendente que estos jóvenes jugadores con discapacidad intelectual sean tan corrientes. "La gente tiende a hablarles o tratarles de forma diferente. No se dan cuenta de que son tan normales como parecen", afirmó. La discapacidad intelectual no reduce su "talento procedente de los mismos dioses y ese talento debe servir para competir deportivamente".

Video:

Watch the videoEste video muestra el equipo de hockey de piso sudafricano practicar, entrenar y cantar su camino a la aceptación.